Un panda gigante será enviado a China por mensajería

Newsletter Pirata FM

El panda Bao Bao, una de las principales atracciones del zoo de Washington, abandonará este martes su hogar en la capital norteamericana para emprender un largo viaje rumbo a su nueva casa en China. Su traslado forma parte de un acuerdo de cooperación entre el Smithsonian’s National Zoo y la Asociación de Conservación de la vida salvaje china (CWCA), que estipula que todos los osos nacidos fuera del país asiático deben enviarse allí al cumplir cuatro años para formar parte de su programa de reproducción.

El espectacular transporte de esta hembra de panda gigante (Ailuropoda melanoleuca) corre a cargo de la multinacional de mensajería FedEx, que es también uno de los patrocinadores del parque zoológico. Un boeing 777 conducirá a Bao Bao a su nuevo hogar, el Centro para la Investigación y la Reproducción del Panda Gigante en las afueras de la ciudad china de Chengdú. La osa realizará el vuelo en un contenedor diseñado especialmente para esta operación, en el que se puede leer “Contenido: 1 oso panda”.

Un veterinario y un cuidador del Smithsonian acompañarán al animal para asegurar la entrega y monitorizar su estado. Durante la travesía Bao Bao -cuyo nombre significa ‘tesoro’ en chino- tendrá a su disposición 25 kilos de bambú, así como manzanas, peras, patatas dulces y casi 40 litros de agua. A lo largo de los últimos meses, el equipo del zoo ha estado realizando ejercicios con la osa para aclimatarla al contenedor y prepararla para el viaje.

Asimismo, se han cuidado minuciosamente detalles como la temperatura del interior de la bodega, que ha sido regulada para adaptarse a las necesidades de su “carga”. Nacida en verano de 2013, Bao Bao no cumplirá cuatro años hasta agosto pero se ha decidido efectuar el traslado en invierno ante las preocupaciones del equipo de veterinarios, que ha insistido en la necesidad de mantener al animal protegido del calor.

No es la primera vez que la compañía americana de envíos realiza este tipo de servicio. En el pasado la empresa ya ha trasladado otros doce pandas -entre ellos los padres de Bao Bao y su hermano Tai Shan, que ya fue enviado a China-, además de siete belugas (Delphinapterus leucas) que entregaron en el acuario Shedd de Chicago y decenas de caballos de competición. “Estamos orgullos de poder utilizar nuestras redes logísticas para mover mercancías tan valiosas”, explica Dave Bronczek, presidente de FedEx Corp, quien también destacó el “trabajo de planificación que implica para los pilotos, conductores y expertos en logística de la firma”.

La diplomacia del panda

Bao Bao es uno de los frutos de la llamada “diplomacia del Panda”, que comenzó en febrero de 1972 con la visita del entonces presidente Richard Nixon a China y que sirvió como gesto para la normalización de relaciones entre ambos países. Regalo del entonces jefe de estado chino, la primera pareja de pandas acogida en el zoo de Washington, Ling-Ling y Hsing-Hsing, fueron las principales atracciones del parque metropolitano durante casi dos décadas, hasta su fallecimiento en los 90.

Los pandas gigantes están catalogados hoy en la categoría de “especie vulnerable” de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Aunque su población ha aumentado en los últimos años – se calcula que hay unos 1.800 en libertad- aún queda un largo camino para su conservación. Los expertos advierten que sigue siendo vulnerable a amenazas como enfermedades y la deforestación. Los científicos del centro en Chengdú están trabajando desde hace años para aumentar el número de pandas salvajes y proteger su hábitat. Ahora, los veterinarios esperan que descendientes de Bao Bao puedan un día ser reintroducidos en el medio natural.


wave-background
Da click para seleccionar ☚